TERAPIA FLORAL

Sesiones con:

Grabiela Nercaseaux. Terapeuta Floral.

 

Su creador fue el médico y homeópata ingles Dr. Edward Bach, del cual procede su nombre, quien invento y realizo estos preparados en el año 1930 y desde entonces se ha extendido su uso a muchos continentes.

 

Cuando enfermamos o nuestras emociones se manifiestan en forma desordenada, la terapia floral plantea que hay un desequilibrio entre cuerpo, mente y espíritu, que no están alineados buscando el mismo objetivo. Muchas veces tenemos recuerdos dolorosos, estamos sufriendo una pena de amor no resuelta, nos descontrolamos y luego nos arrepentimos, nos sentimos estresados, con ansiedad o muy rabiosos, en consecuencia, no sabemos qué hacer con estas emociones y generan un círculo vicioso interno sin llegar a resolver nada . Las maravillosas flores están aquí para ayudarnos a sanar las heridas del alma, aquellas que muchas veces nos dificultan continuar con nuestra vida y nos mantienen atrapados.

 

Estas esencias pacintemente y con un profundo amor llegan a nuestras vidas para reencontrarnos con aquella parte de nuestra historia que no veíamos, recordándonos quiénes somos, cuáles son nuestras autenticas potencialidades y de esta manera pueda volver a la paz y el amor que todo ser humano espera encontrar o descubrir en su camino de vida.

 

Las flores curan ayudándonos a crecer, porque lo hacen despertando nuestras energías positivas aletargadas o bloqueadas, es decir; son educadoras, nos dan lecciones de amor, porque al curar profundizan nuestra conciencia y nuestra capacidad de comprensión de todo y todas las personas que se encuentran en nuestro mundo.

 

Las esencias florales de Bach son un conjunto de 38 preparados naturales no farmacológicos elaborados a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras silvestres, diluidas en alcohol para su conservación. Cuando se habla de “esencia” floral se hace referencia al patrón vibracional o a la sustancia energética inherente a cada flor. La fotografía Kirlian ha evidenciado que las esencias poseen una radiación bioenergética propia, tratándose de un liquido energizado que funciona como transmisor de un código de inteligencia energética superior que establece relaciones entre el cuerpo físico y emocional, entre los sentimientos y la salud, en busca del equilibrio y la armonía.

 

A la terapia Floral de Bach clásica se le han ido sumando otros sistemas florales con la sabiduría de otras especies tales como son las Flores de California, Flores de Australia y Machu Pichu y que actúan de la misma manera.

 

USO Y APLICACIONES

 

Las esencias florales no tienen contraindicaciones en su uso y se pueden aplicar a toda edad, incluso a nivel uterino. Aplicaciones más frecuentes: déficit atencional, stress ,agotamiento, miedos, angustia, baja autoestima, mal rendimiento laboral o escolar, duelos, descontrol emocional, irritabilidad, entre muchas otras.

 

Centro Nueva Esperanza®. Todos los derechos reservados.